Convivencia en Teno Alto

Una vez más nos reunimos para pasar un fin de semana en Teno Alto.  Del 4 al 6 de Septiembre, de viernes a domingo, nos reuniomos para compartir paseos, buena comida y bebida y mucha, mucha conversación. En Naturaten, más que socios, somos un grupo de buenos amigos y amigas que se amplía cada vez que alguien se acerca a compartir con nosotros tiempo y espacio. ¡Y solo por 45€ por persona todo incluido! ¿Se puede pedir más?

DSC_1388Teno Alto es siempre una fuente de inspiración, un paisaje sorprendente que no se parece a nada más, que nos recuerda como, incluso en una isla, puedes alejarte de todo y disfrutar de la soledad en contacto con la naturaleza y los elementos.

DSC_1338

Pero en Naturaten también estamos apegados a la tierra y nos gusta disfrutar de la buena comida y la buena bebida

 

 

 

DSE_1549C15b2

DSE_1637C15b_1b

Pero no todo va a ser comer. Uno no le sacaría a la escapada todo el jugo si no aprovechase para hacer una caminata por los áridos y singulares paisajes de la zona, disfrutando de la desnudez que mejor nos acerca a nuestra condición de seres humanos.

DSE_1661C15b2

 

Anuncios

Socios de NATURATEN participan en el 2º Encuentro Insular de Senderismo

La Laguna, 6:45 de la mañana, un pequeño grupo de  entusiastas y esforzados miembros de Naturatén se reúnen en la antigua estación de guaguas con senderistas de varios clubes de la isla para participar en el encuentro. El personal se acomoda en las guaguas correspondientes a los puntos de salida de las distintas rutas y a las 7:10 ya estamos en camino. Se reparten las camisetas del encuentro y el vale de la comida y sorteo.

 Imagen1

 Llegamos a las 8:00 a Granadilla y, tras unas breves indicaciones de los guías, iniciamos el ascendente camino con la mañana soleada.Imagen2

 Subir.

 Imagen3

 Subir dejando atrás el núcleo urbano de Granadilla y admirando el paisaje. Imagen4

Y más subir.

 Imagen6

 Subir.

Imagen8

 Subir.

 Imagen9

 El paisaje era impresionante pero comienza a nublarse.

Imagen10

 Y más subir. Nos metemos en el mar de nubes. Tras un segundo pequeño descanso, que sirve para reagrupar a los senderistas, se nos comunica que llevamos una marcha más rápida de lo esperado; que nos lo tomemos con más calma.

Salimos del mar de nubes y llaneo, subir, bajar, subir, bajar.

Pausa para reagrupar a los senderistas y ser obsequiados con plátanos de la Cooperativa Agrícola Fast y botellines de agua de manantial de Fuente Alta.

 Bajar, bajar, bajar… las nubes también.

 Imagen11

 Llegada a Vilaflor con más de una hora de adelanto sobre el horario previsto, después de caminar algo más de cuatro horas y media. Las nubes se suman al evento envolviéndonos en una ligera y agradable niebla. En la plaza de la iglesia somos recibidos con música tradicional canaria ejecutada por la Parranda Cho Marcial que nos va a amenizar el encuentro a lo largo de tarde.

Imagen12

 En la plaza están dispuestas mesas y sillas para la comida que, en ordenada fila, recogemos de manos del servicio que la organización ha dispuesto. Podemos degustar vinos de la zona y otras bebidas proporcionadas por la empresa Dorada que acompañan unas sabrosas y calentitas garbanzas elaboradas por los restaurantes La Barrica, Tasca Taguara, Casa Tito y Casa Chico de Vilaflor.

Imagen14

 Paulatinamente se van incorporando los senderistas procedentes de las otras rutas de encuentro y nos reunimos con otros miembros de Naturaten y del grupo Terramare. Los saludos y abrazos entre los participantes son la señal de reencuentro de antiguos compañeros de fatigas. Imagen16

Sobre las 16:30, después del tiempo de sobremesa, comienza el acto de reconocimiento y agradecimiento a las organizaciones y personas que han hecho posible el encuentro y se entregan las correspondientes placas conmemorativas. La presidenta de la Federación Francesa de Senderismo, invitada al encuentro junto con dos periodistas galos, agradece la invitación y manifiesta su agrado por el buen estado de los senderos homologados y por el compromiso de las instituciones insulares para potenciar la actividad se senderismo, comprometiéndose a trasladar a sus asociados las bondades de la isla para la práctica. A continuación se procede al sorteo de material deportivo donado por Trangoworld. Los socios de Naturaten no fuimos agraciados.

El broche final fue el animado baile que amenizó la parranda. Imagen18

A las 18:00 horas nos subimos a las guaguas que nos devolvieron a los puntos de encuentro de la mañana.

Solo queda añadir que la organización del encuentro fue excelente, no presentándose ningún problema o fallo que desmereciera el arduo trabajo preparatorio, el que no es visible para los participantes. El ambiente reinante entre los senderistas fue de compañerismo y camaradería.

Como miembros de Naturatén aprovechamos para contactar tanto con Alexander Díaz Toledo, presidente de la Federación Tinerfeña de Montaña, para informarnos de los trámites necesarios para la creación dentro de Naturaten de la sección de actividades de montaña. También tuvimos la oportunidad de saludar y darnos a conocer a la presidenta de la federación francesa, la cual mostró interés por nuestras actividades y se comprometió a difundirlas entre sus asociados. Igualmente, el personal del organismo Turismo de Tenerife que la acompañaba se interesó por las actividades de Naturaten. En definitiva, una jornada memorable y una instantánea para el recuerdo:

 Imagen20

Asamblea Anual de Socios 2012

Ayer se celebró la Asamblea Anual de Socios de Naturaten. En un ambiente distendido se comentaron los temas del Orden del Día, aprobándose la Memoria de 2011 y el Presupuesto de 2012 en primer lugar. A continuación se abrió el debate de como conseguir aumentar el número de socios que concluyó con dos decisiones básicas:

  • cada socio tratará de hacer un socio nuevo en 2012
  • trataremos de organizar y/o participar en eventos que nos proporcionen notoriedad

Por último pasamos a organizar el Plan de Actividades para 2012 que, de manera no exhaustiva, consistirá en lo siguiente:

  • diversas rutas de senderismo nudista por entornos singulares de la isla (Volcán de Arafo, Volcán de Fasnia, Mesas de Guaza, Sámara entre otros)
  • convivencias de fin de semana en algunos de los establecimientos en los que ya lo hemos hecho y búsqueda de algunos nuevos (Villa Perenquén, Teno Alto…)
  • visita a algún centro o establecimiento singular (Bodega, Parque temático…)
  • alguna actividad in-door 
  • algún evento de divulgación del naturismo

Tras varias horas de enriquecedor debate, se levantó la sesión a las 20:30.

Caminata en Las Cañadas: Arenas Negras

La cita fue en el Centro de Visitantes del Portillo las 4:30. De alli cruzamos la carretera y entramos en el Sendero 2 a Siete Cañadas por el que deberíamos discurrir un pequeño trecho. La tarde estaba despejada y la temperatura invitaba al ejercicio que íbamos a abordar.
Tras unos primeros metros cercanos a la carretera, atravesando una zona de panales de abejas, pudimos finalmente desnudarnos cerca de un panel informativo en el que se describía la zona.
El camino seguía discurriendo por una zona alta y despejada. Las vistas sobre el mar de nubes eran espectaculares.
Tomás nos ilustró como de costumbre sobre la flora del lugar y tuvimos la oportunidad de ver algún conejo que, como nosotros, iba desnudo. El camino ascendía suavemente aunque la altura dificultaba un poco la subida, sin embargo el ritmo fue bueno y en poco más de hora y media llegamos a la parte más alta del volcán que íbamos circundando.
Una vez en lo que era casi la cima, una parada para un breve refrigerio. Charla distendida y unas cuantas fotos.
Tras la breve parada se inicia el descenso que, ya claramente a la vista de la carretera, decidimos hacer vestidos. La pendiente es acusada y el suelo de gravilla obliga a prestar mucha atención y vigilar el equilibrio.
Una vez finalizado el camino tratamos de tomar una cerveza en alguno de los bares del parque pero lo avanzado de la hora, las 20:30, hace que estén todos cerrados. Solo queda despedirse e iniciar el regreso. De nuevo una tarde estupenda y una actividad en la mejor compañía. El anochecer de la cumbre además nos regala una despedida memorable.

Fin de semana en Teno Alto

El fin de semana resultó una experiencia única.  Iniciamos el ascenso hacia Teno Alto  desde Buenavista a través de una carretera estrecha y serpenteante que atraviesa un monte verde en el que la bruma se muestra siempre más o menos presente y, una vez sobrepasado el pequeño caserío de Los Bailaderos, nos encontramos con un paisaje extraordinario.  La vegetación es escasa y dominan las hierbas secas, altas y acostadas por el viento que modela también los pocos árboles.

Después de algunas revueltas buscando la casa según las indicaciones que su propietario, Antonio, describe en su WEB, llegamos finalmente. La construcción es de lo más elemental ya que se trata de unas viejas cuadras rehabilitadas. Los diferentes cubículos en los que se guardaba el ganado han sido remozados levemente y convertidos en dormitorios, cocina y baño en una singular disposición lineal que, si bien protegen del viento reinante, obligan a salir al exterior para pasar de uno a otro. Totalmente acorde a lo natural del entorno y de los ocupantes.

Esa primera tarde fuimos llegando los primeros poco a poco y empezando a disfrutar del fin de semana, del sol y de las magníficas vistas del mar y de la Gomera que se divisaban desde la casa lo mismo que seguimos haciendo los demás días. El tiempo se nos pasó entre aperitivos de categoría y relajadas charlas al sol.

También disfrutamos de interesantes caminatas que nos hicieron descubrir parajes insospechados, como el camino que une Teno Alto y La Palmita que, aunque no lo recorrimos en toda su extensión, discurre por zona húmeda y boscosa salpicada de terrenos cultivados cuyos difíciles accesos permiten adivinar la dureza de las condiciones de vida de los pobladores de este territorio.

Totalmente distinto fue el paisaje por el que caminamos desde la casa hacia el horizonte con la intención de asomarnos a los barrancos y acantilados que conforman la costa noroeste de la isla. La caminata tuvo premio y disfrutamos de un paisaje sorprendente y unas vistas espectaculares de la Punta de Teno y su faro.

Tras el regreso, y como no podía ser de otra manera, un almuerzo sustancioso y reconfortante en la barbacoa atendida por nuestro Maestro Asador. Esta comida fue la última de las muchas que se sucedieron, desayunos, almuerzos y cenas en las que de nuevo degustamos suculentos platos regados generosamente. El naturismo y la gastronomía disfrutados en los mejores lugares y en la mejor compañía.

En esta ocasión hubo incluso actividades extraordinarias, como la contemplación del cielo con telescopio que permitió, según cuentan los esforzados que madrugaron para asistir al magno evento, observar Júpiter en todo su esplendor y con excelente detalle. En definitiva, y como no podía ser de otra manera a la vista de lo ocurrido hasta ahora, una experiencia memorable, interesantes descubrimientos de la geografía de nuestra maravillosa isla y momentos divertidos y gratificantes que, sin duda, se repetirán.