Convivencia en Teno Alto

Una vez más nos reunimos para pasar un fin de semana en Teno Alto.  Del 4 al 6 de Septiembre, de viernes a domingo, nos reuniomos para compartir paseos, buena comida y bebida y mucha, mucha conversación. En Naturaten, más que socios, somos un grupo de buenos amigos y amigas que se amplía cada vez que alguien se acerca a compartir con nosotros tiempo y espacio. ¡Y solo por 45€ por persona todo incluido! ¿Se puede pedir más?

DSC_1388Teno Alto es siempre una fuente de inspiración, un paisaje sorprendente que no se parece a nada más, que nos recuerda como, incluso en una isla, puedes alejarte de todo y disfrutar de la soledad en contacto con la naturaleza y los elementos.

DSC_1338

Pero en Naturaten también estamos apegados a la tierra y nos gusta disfrutar de la buena comida y la buena bebida

 

 

 

DSE_1549C15b2

DSE_1637C15b_1b

Pero no todo va a ser comer. Uno no le sacaría a la escapada todo el jugo si no aprovechase para hacer una caminata por los áridos y singulares paisajes de la zona, disfrutando de la desnudez que mejor nos acerca a nuestra condición de seres humanos.

DSE_1661C15b2

 

Convivencia en Teno Alto

Repetimos en Casa Antonio en Teno Alto. Un pequeño grupo pero un fin de semana memorable, a pesar del frío nocturno en pleno mes de Agosto. Como siempre, Teno Alto es una experiencia diferente, extrema y cautivadora. Nuestros desayunos siguen siendo los “desayunos Naturaten”, y nuestra gastronomía es espectacular incluso en condiciones adversas. Así que pasamos dos días memorables y al mismo tiempo relajantes. Vimos un cielo estrellado como solo se puede ver en muy contadas ocasiones y en muy contados lugares, gracias a nuestra improvisada zona “chill out”, y hasta disfrutamos de los anillos de Saturno a través del telescopio.

DSC_0475 DSC_0477 DSC_0478 DSC_0496 DSC_0510 DSC_0534 DSC_0538 DSC_0550 DSC_0589 DSC_0597 DSC_0636 DSC_0661 DSC_0664 DSC_0667

Nueva estancia en Villa Perenquén

Una vez más NATURATEN se desplaza a pasar un fin de semana en el sur de Tenerife, específicamente en Villa Perenquén, en el municipio de Guía de Isora, donde tan buenos momentos hemos disfrutado. Esta vez la estancia contó con soci@s y simpatizantes que asistían por primera vez, así como con una visita puntual “a cenar” que supuso una gran satisfacción. Vamos creciendo como asociación y nos vamos haciendo más flexibles. También es cierto que se produjo alguna ausencia significada que “perdonamos” porque el motivo era vacacional y viajero…

teide

La primera tarde ya nos proporcionó una imágenes increíbles. No solo hacía una temperatura agradabilísima sino que pudimos disfrutar de un atardecer de auténtico lujo.

atardecer1

A la mañana siguiente, como de costumbre, desayuno comunal. La mesa, que a través de las sucesivas ediciones ha ido ganando en “glamour”, se va llenando de fruta, embutidos, mermelada y, ¡como no!, nuestro imprescindible cava para iniciar el día como una celebración.

desayuno

Después de desayunar, y aprovechando una mañana esplendorosa, nos dirigimos a disfrutar de un fantástico baño en aguas de los alrededores, lamentando que aún no estuviese abierta al baño la nueva zona de playas y paseos que, una vez que se termine, dotará a nuestras convivencias de un plus más que significativo de confort.

playa

playa 3

El resto del fin de semana transcurrió como de costumbre entre charlas distendidas y relajadas en la zona “chill out”…

balinesa

… o en los patios de las casitas…

merienda

… comiendo en la zona de barbacoa con la protección “solar” adecuada a las necesidades de cada uno…

sobremesa

… sin descuidar la higiene y el orden (y dejando testimonio gráfico de ello).

fregando

En definitiva, viviendo las experiencias normales y cotidianas de cualquiera, simplemente con una indumentaria diferente… o inexistente. Unidos por el afán de pasar unas horas distendidas y relajantes que en este caso lo fueron y mucho. A todos los que participaron, total o parcialmente, gracias por convertir la experiencia en inolvidable.

pancarta

Nueva convivencia en Villa Perenquén 4-6 de Mayo de 2012

Una vez más nos reunimos en Villa Perenquén a disfrutar de un fin de semana de ocio y buena compañía:

Villa Perenquen, Septiembre 2011

Una vez más nos reunimos en Villa Perenquén a pasar un fin de semana memorable. Juan, propietario del establecimiento ha hecho notables mejoras y nos recibe con la hospitalidad a la que nos tiene acostumbrados. Cartel de bienvenida y aviso de que este fin de semana la zona sería de uso Naturista. Nos gusta, poco a poco nos vamos haciendo ver y demostrando que la nuestra es una opción de ocio más.
A la llegada el reparto de apartamentos, descarga de bártulos y distribución de las viandas en las diversas neveras. Sin olvidar las bebidas. Primer aperitivo en la encantadora nueva zona chill-out antes de preparar la cena. La zona de barbacoa se convertirá en nuestro comedor durante el fin de semana, a la sombra en los almuerzos y al resguardo de la brisa nocturna en las cenas.
La mañana del sábado se inicia con  uno de nuestros desayunos de película, botella de cava y ensalada de fruta que, por cierto, nos ha dejado Juan como obsequio.
Luego paseo a la costa por el interior de la finca lo que nos permite no vestirnos y llevar solo nuestros pareos o toallas. La marea baja nos brinda un baño entre las rocas en “piscina privada”. Los transeúntes miran con cierta sorpresa pero sin comentario o gesto alguno. Realmente ni nos damos cuentas de su presencia, como debe ser.
A la vuelta almuerzo a base de picoteo sofisticado y suculento. Buena conversación y después siesta.
Por la tarde solario y más charla antes de preparar la suculenta cena. Al día siguiente un grupo de esforzados hicieron una breve caminata por la costa mientras el resto nos quedábamos vagueando en el solario disfrutando de una temperatura maravillosa para la época. Como mucho en amistosa charla con la fauna local…
Los caminantes regresaron…
… y Eddy nos preparó una magistral barbacoa con un innegable estilo de profesional.
Como de costumbre, una experiencia eno-nudo-gastronómica sin igual. Repetiremos sin duda.