Fin de semana en Villa Ariadna

Después de tres años volvimos a Villa Ariadna en los altos de Güimar. En nuestras estancias anteriores se llamaba La Veredita, pero quien vea las fotos de entonces y las de ahora se dará cuenta de que es el mismo lugar. Los que ya habíamos estado allí íbamos con altas expectativas que, sin quererlo, contagiamos a los que iban por primera vez. Por eso resultó un poco decepcionante encontrar que el lugar que, según se nos dijo, se cerró para mejorarlo, no solo no había mejorado sino que el inexorable paso del tiempo había continuado su deterioro. Adicionalmente, tuvimos que conformarnos con menos espacio del que se anuncia debido a que la propiedad tiene en uso parte del mismo y no se nos informó adecuadamente pero en todo caso, somos gente positiva y pasamos juntos un tiempo excelente, compartimos, como de costumbre, charla y risas y disfrutamos especialmente la compañía de dos nuevos amigos encantadores, Martín y Elias.

La piscina, nuestro afamado desayuno, los manjares preparados por Eddy y Miguel así como la excursión por el barranco de Badajoz hábilmente dirigida por Pedro, constituyeron el contenido de unas horas magníficas en un continente que, aunque probablemente tardemos en volver si volvemos, sigue teniendo un lugar especial en la memoria de Naturaten.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s